Saturday, May 06, 2006

LOS MISTERIOS DE HADES

Al escribir el post de Doc Savage me vino a la memoria una curiosa historia de Lester Dent que leí y que creo que bien vale un post. Según parece, este hombre le gustaba Doc ya que al fin y al cabo le había proporcionado fama y fortuna, pero no era el personaje de su vida. O al menos ésa era la percepción que tenía. Intentó, siempre que los plazos de entrega se lo permitían, colaborar en otras revistas con el objetivo puesto en llegar a ser un escritor reconocido más allá de los pulps.


Desde mi punto de vista, tenía talento para ello y su temprana muerte nos dejará con la duda de hasta dónde podría haber llegado. Lo que sí es cierto es que en la segunda mitad de los años treinta las puertas de Argosy y Black Mask se le abrieron sin demasiados problemas. Y no es poco ya que eran pulps de reconocido prestigio, incluso en círculos literarios de aquella época.

Hasta donde yo sé, Dent realizó tres novelas cortas, que aparecieron serializadas, para Argosy: Hades, Hocus Pocus y Genius Jones. Hades, de la que hablaré hoy, apareció concretamente en las entregas del 5, 12 y 19 de diciembre de 1936. Y para qué nos vamos a engañar, este relato tiene mucho en común con las aventuras de Doc Savage. Ya sabéis: personaje fuerte-pero-bueno / hechos imposibles-o-sobrenaturales / secundarios graciosos / acción-tiros-secuestros / sorpresa-quién-es-el-malo / solución del enigma / final feliz.

Quiero aclarar que seguir estos clichés no es necesariamente malo, de hecho, Dent los usa magistralmente y crea una trama interesantísima que se lee prácticamente de un tirón. Si bien, hoy día la historia ha quedado un tanto desfasada, esa circunstancia se ve compensada con su temática: unos caballeros has encontrado accidentalmente ¡nada menos que el infierno! Y ante la duda lo denominaron Hades. Este misterioso hallazgo a ratos viene a ser como leer a Lovecraft pero con puñetazos y tiros.

NOTA: Perdón por la comparación, Lovecraft y Dent se parecen como un huevo a un castaña pero…¡tenía que decirlo!

No explicaré el final pero de alguna manera ya podéis imaginarlo ya que en aquella época, en materia de finales, no se experimentaba mucho, al menos en el campo de la aventura. Pero esta deliciosa aventura, de la que algunos elementos aparecieron en diversas historias, es un clarísimo antecedente de la última novela de Doc Savage, Up From Earth's Center de verano de 1949. Todo un clásico por su original manera de dar el broche final al primer ciclo de aventuras de Doc: ¡el demonio aparece en la cubierta!

Dent es una caja de sorpresas y volveré a él a menudo.

5 comments:

Anonymous said...

Hace algún tiempo traduje la novela y es estupenda
Avitanto

Marqués de Ferblanc said...

Wow! Aunque le conozco sólo de oídas, sé que Avitanto es toda una leyenda en el mundo del fandom de Hombres Audaces. Es todo un honor, y un placer, que se pase por aquí. Y sí, la novela es estupenda...

roberto said...

marques:
primero que nada lo felicito por el blog. se necesitan cosas asi para rescatar material de este tipo de novela de la que nadie sabe mucho.
segundo, solo para hacerme un poco de autobombo: mi blog tiene puntos ne onctacto ocn el suyo (no todo pero por ahi van los tiros) a lo mejor encuentra laog entretenido
eso si mi sabiduria sobre pulps no le llega a los talones.

Marqués de Ferblanc said...

Amigo Roberto:
Gracias por sus amables palabras, realmente me animan a seguir con la labro. Eso sí, no es necesario que me hable de su blog ¡hace tiempo que lo conozco! Ya se sabe, Internet es un pañuelo. Pese a que el mundo de la fotonovela me es desconocido, disfruto mucho con las reseñas de libros que hace regularmente. Recuerdo especialmente un breve post donde ofrecía una deliciosa cubierta de un pulp cubano. Vaya, que seguiremos en contacto.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.